Subsecretario de Energía inaugura Taller de Simulación de Permisos de Emisión Transables


El uso de instrumentos de precios al carbono –como un ETS- puede transformarse en una de las principales herramientas para combatir el cambio climático, en cuanto establece un límite estricto sobre las emisiones pero con suficiente flexibilidad para que las empresas decidan la forma más costo-eficientes en la reducción las mismas.

El subsecretario de Energía, Ricardo Irarrázabal, junto al director del Programa de Energías Renovables y Eficiencia Energética GIZ, Rainer Schröer, y el representante del Banco Mundial en Chile, Gastón Blanco, inauguraron el Taller de Simulación de Permisos de Emisión Transables (ETS).

La actividad -que se desarrolla entre el 14 y 15 de noviembre en el Hotel Icon- tiene por objeto avanzar en el desarrollo de instrumentos para la mitigación del cambio climático en Chile, en cuanto establece un límite estricto sobre las emisiones pero con suficiente flexibilidad para que las empresas decidan la forma más costo-eficientes en la reducción de sus gases efecto invernadero (GEI).

El subsecretario Irarrázabal hizo referencia al último informe del Panel Intergubernamental de cambio Climático (IPCC), el cual menciona que para limitar el calentamiento global a 1,5 °C se necesitarían transiciones “rápidas y de gran alcance” en la tierra, la energía, la industria, los edificios, el transporte y las ciudades.

“Esto nos reafirma el sentido de urgencia con el que tenemos que actuar contra el cambio climático y nos obliga a visibilizar nuevas oportunidades de inversión sostenible a la vez que se minimizan pérdidas económicas futuras”, explicó Ricardo Irarrázabal.

En ese contexto, la autoridad ministerial resaltó que “nos interesa avanzar hacia una matriz energética más limpia y eficiente, y ello se ha manifestado en nuestra Ruta Energética 2018-2022, donde tenemos objetivos explícitos para el retiro y reconversión de unidades de carbón de la matriz eléctrica, promoción de la electromovilidad, fomento a las energías renovables, impulso a la implementación de mecanismos de emisión transables, entre otros”.

Actualmente, el Ministerio de Energía se encuentra concentrado en cumplir con los compromisos de la Contribución Nacional Determinada bajo el Acuerdo de París, reconociendo la importancia del sector en las emisiones de Gases de Efecto Invernadero en el país (al 2013 un 77% de la responsabilidad de emisiones provenían del sector energético por quema de combustibles fósiles).

Bajo este marco, la mesa de trabajo pública-privada y los talleres de capacitación para Mecanismos de Emisión Transables (ETS), que ya han sesionado en tres ocasiones, buscan establecer un diseño acorde al contexto nacional. La oportunidad que se abre con los enfoques cooperativos del Acuerdo de París, prometen una acción cada vez más ambiciosa e integral, con un escalamiento rápido y de gran alcance, como es requerido en este contexto.

“Esperamos aportar con el taller a generar mayor entendimiento de los beneficios, desafíos y enfoques de la acción climática en base a un precio al carbono, como una herramienta que permite transformar los sistemas, y generar la migración desde nichos riesgosos ante el cambio climático hacia nuevos segmentos bajos en carbono y resilientes al clima”, enfatizó el subsecretario Ricardo Irarrázabal.

Asimismo, la autoridad indicó que el taller permite avanzar en posible vinculación para crear mercados más grandes y eficientes con otras jurisdicciones.

“En este sentido, Chile se suma con un liderazgo y visión de colaboración para el largo plazo a las iniciativas que -a nivel mundial y dentro de la región de Latinoamérica- buscan reducir emisiones. En este arduo trabajo de impulsar propuestas más integrales ha sido fundamental el trabajo realizado por el proyecto Partnership for Market Readiness (PMR) con el Banco Mundial y el apoyo del proyecto Global Carbon Market de GIZ”, puntualizó Irarrázabal.

Por su parte, el director del Programa de Energías Renovables y Eficiencia Energética de la GIZ, Rainer Schröer, destacó que es una gran motivación “apoyar este tercer evento de capacitación y sensibilización sobre el tema, para así profundizar la discusión de los aspectos claves en el desarrollo y diseño de mecanismos de emisiones transables para Chile”, a la vez que añadió que los sistemas de permisos de emisiones transables han ido ganando cada vez más terreno como modelo de mercado, como una forma inteligente de controlar las emisiones de carbono: “Actualmente, más de 92 países se han comprometido a poner precio a sus emisiones de carbono y de ellos, 70 ya tienen algún mecanismo. Creemos que bien diseñados e implementados pueden ser un sistema costo eficiente en la reducción de las emisiones y parecen ser bien adecuadas para un país como Chile”, dijo.