Avance en implementación de ETS en el mundo y la región


El último informe de la Asociación Internacional para la Acción contra el Carbono (ICAP, por sus siglas en inglés), fue publicado el pasado 28 de febrero y considera que 2017 marca un paso clave para el sistema de permisos de emisión transables (ETS), con señales claras de un avance a nivel global en términos de diseño e implementación. Reconoce, además, los avances de Chile y otros países de la región en materia de exploración y desarrollo de enfoques colaborativos.

2017 fue un año de avances importantes para los sistemas de permisos de emisión transables (ETS). La adopción de este sistema en economías emergentes, reformas estructurales en ciertos países y nuevas iniciativas de cooperación a nivel regional, han aumentado la confianza en los mercados de carbono y han potenciado a los ETS como una herramienta importante para alcanzar los compromisos internacionales de cambio climático.

Esto, según el último informe de la Asociación Internacional para la Acción contra el Carbono (ICAP), que se constituye como una revisión anual de todas las actividades relacionadas con el comercio de emisiones en todo el mundo. Ilustrando las principales tendencias globales y ofreciendo una perspectiva integral del desarrollo de futuros mercados de carbono, el último informe concluye que el comercio de emisiones ha avanzado tanto en economías desarrolladas como emergentes, cubriendo el 15% de las emisiones globales.

El informe destaca el histórico acuerdo que reforma el sistema de ETS de la Unión Europea, cuyos cambios propuestos entrarán en vigor a inicios de la próxima década y que pretenden fortalecer el sistema, posicionándolo nuevamente como el principal motor de descarbonización en el continente. Destaca también el sistema neozelandés, pionero en el mundo, y el esperado lanzamiento del sistema de ETS nacional de China para el sector eléctrico en 2017, el más grande del mundo.

América Latina, por su parte, no estuvo exenta de mención. El reporte consigna que los países de la región están avanzando en materia de colaboración, con miras a profundizar y fortalecer el trabajo conjunto. Con impuestos al carbono ya implementados en sus respectivos territorios, Chile, Colombia y México están avanzando en la exploración de elementos de diseño de mercado de carbono consistentes a nivel regional, tales como Monitoreo, Reporte y Verificación (MRV). Asimismo, ya se encuentran considerando o incluso desarrollando sistemas de comercio de emisiones, como es el caso de México, con una simulación de mercado de carbono en marcha y un piloto obligatorio del sistema de comercio de emisiones programado para la segunda mitad de 2018.

En formato entrevista, expertos de los tres países, incluyendo el asesor técnico de PMR Chile, Nicolás Westenenk, hablaron sobre el estado de avance de sus países en materia de exploración y desarrollo de instrumentos de precio al carbono, las prioridades establecidas y los progresos en la colaboración entre Chile, Colombia y México.

Consultado por los avances de Chile, Westenenk planteó que, a pesar de no tener aún una Ley de Cambio Climático, Chile está revisando sus Contribuciones Nacionalmente Determinadas (NDC, por sus siglas en inglés) a 2020, lo que debería dar el marco para la política climática oficial del país. “Las autoridades de hoy pretenden avanzar en el desarrollo de una ley climática. Tenemos además el impuesto al carbono, que entró en vigor a inicios de 2017 y que se articula como un instrumento relevante para la política climática”, afirmó.

Westenenk calificó al impuesto al carbono como un muy buen punto de partida, destacando que además es una excelente forma de trabajar en el sistema de MRV que, de cualquier forma, se requeriría para el desarrollo de un potencial sistema de ETS, en el caso de que Chile optara por esa alternativa.

Según Westenenk, precisamente ese ha sido el enfoque de la colaboración chilena en la Alianza del Pacífico, en que se ha puesto énfasis en examinar las distintas formas y componentes que debiese tener un sistema de MRV regional, en que los países tienen requisitos, reglas y procedimientos similares. “Todos vemos que se requerirá un sistema de MRV robusto, ya sea para un impuesto al carbono o para el uso de offsets o para un ETS. Para cualquier instrumento que se está considerando actualmente, se requerirá una base de MRV sólida”, concluyó.

El reporte está disponible para descarga en el sitio web del ICAP Status Report 2018.